Familia

La familia es la primera comunidad de personas, el contexto de desarrollo natural del ser humano. Ha sido definida como el órgano de la intimidad (Madinier) y también como la «íntima comunidad de vida y amor» (Concilio Vaticano II).

Ambas definiciones plantean la imposibilidad de acceder a la realidad familiar al margen de las experiencias íntimas de las personas. Dicho de otra manera, sólo se puede saber cabalmente si una realidad es familiar escuchando la voz y el testimonio de las personas. Es decir, resulta necesario renunciar a una definición ideológica que pretenda imponer una noción exclusivamente objetiva de familia. Todo acceso o aproximación a la noción de familia pasa a través de un criterio narrativo de la realidad mediante el que se nos revela la intimidad de las personas que la constituyen. El empoderamiento de las familias pasa por la capacidad que ellas tengan de contar a los demás su propia vida; vida que es generada y custodiada en el santuario de la familia.

La comprensión de la familia requiere de un marco teórico adecuado, en el que se definan los conceptos empleados: criterios de realidad, narrativas, paradigmas y principios jurídicos.